Rosh Hashaná

por Netali Rosen

Se acercan las fiestas del mes de tishrei y con ellas se abren las puertas a la reflexión sobre lo que queremos en este nuevo año, nuestras metas a cumplir: se trata de una renovación espiritual.

En esta fiesta es costumbre comer manzana con miel al igual que jalà agula (jalà redonda). La jalá redonda simboliza el ciclo del año y acostumbramos a untarla con miel para tener un año dulce. También comemos granada ya que dicha fruta contiene una gran cantidad de semillas que representan las buenas acciones que debemos realizar durante el año.

La mitzvá (precepto) esencial de Rosh Hashaná es escuchar el sonido del shofar. El sonido del shofar es un sonido sin palabras que penetra nuestras emociones y nos hace reflexionar.

Desde Rosh hashaná comienzan 10 días de reflexión sobre nuestras acciones y culminan con yom kipur, día del arrepentimiento. Yom Kipur es un día de ayuno y oración, que además se caracteriza por la prohibición del trabajo. Consiste en realizar una autoevaluación de nuestras acciones hacia el prójimo. Yom Kipur culmina en el ocaso del décimo día con el sonar del shofar—un cuerno de carnero—, que marca el final del ayuno.

Se acostumbra desear al prójimo JATIMÁ TOVÁ “buena firma en el libro de la vida” y pedir por un año dulce lleno de amor y salud.

¡Shaná tová umetuká!

card-1

Colegio Isaac Rabin

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *