Homenaje a Alfredo Camarena

Lo que una vez disfrutamos, nunca lo perdemos, todo lo que amamos profundamente, se convierte en parte de nosotros. Hellen Keller.
Hoy despedimos a un hijo, hermano, esposo, amigo, compañero, maestro, un atleta, un guerrero que fue y seguirá siendo parte de nosotros.
Hablar de Alfredo, es mencionar cualidades maravillosas, reflejadas en un serhumano. el amor, dedicación y esmero que impregnaba a todo lo que se le ocurría hacer, es tan solo una muestra de todo lo que nos compartió.
Su repentina partida no solo sacudió nuestro colegio, sino también el hogar de todo niño y adulto que le conoció, pues una vez decidió entrar en nuestras vidas, se quedó para querernos y dejarse querer.

Alfredo, estamos agradecidos de haberle conocido, compartir tu alegría, entusiasmo y positivismo, lograste en muchos de nosotros, una mejor experiencia de vida, pues estuviste dispuesto a dar todo lo lindo que habitaba en ti. Aportaste alegría a nuestro colegio, eres irremplazable, todo un profesor PEP IB, gracias por cuidarnos y amar a nuestros hijos.

Recordar tu frase “sí se puede”, nos acompañará en cada partido de football, en cada intento de dieta o rutina de ejercicio que emprendamos, levantando así nuestro ánimo sin dejarnos vencer.

Damaris, Jossie, compartimos con ustedes el dolor de perder físicamente, una persona tan valiosa como Alfredo, sin embargo en nosotros, la comunidad Isaac Rabin está el deseo de preservar el vínculo afectivo y la amistad que nos unió, confiamos poder aportar positivamente a la difícil tarea de continuar nuestra vida, únicamente con su legado.

Hay quienes traen al mundo una luz tan grande, que incluso después de haberse ido, su luz permanece.

Hasta pronto Alfredo.

 

Lujza Mason, Febrero 23, 2017.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *