Trabajando por una sonrisa

Elida Arias, estudiante de 12mo grado del Colegio Isaac Rabin, fue la ganadora del Premio Internacional de ORT “Gina and Joseph Harmatz Social Responsibility Award 2017” por su trabajo en Operación Sonrisa.
La Fundación Operación Sonrisa (OS) tiene 35 años de vida alrededor del mundo. Si bien es originaria de EEUU, se implementó por primera vez en Filipinas. OS funciona como una fundación sin fines de lucro, cuyo objetivo es conseguir los fondos para lograr la operación de labio y/o paladar hendido y de pacientes con quemaduras de 3er grado, polidactilia y sindactilia para mejorar su calidad de vida.

Elida es voluntaria de OS y miembro del consejo estudiantil de Latinoamérica. Si bien ella está vinculada a la fundación desde los 12 años, ayudando a su hermana mayor, recién hace dos años que se involucró al 100%.

“Siempre fui una voluntaria común, pero muy esforzada en todo lo que hacía. Participé de Misiones médicas en el Hospital Santo Tomás y en Chiriquí ayudando a organizar el albergue o buscando actividades para poder entretener a los niños. Para mí, es un logro muy grande que luego de 2 años pueda estar en el consejo.
Lo conseguí gracias a mucho trabajo.”

Elida aplicó durante este año para el premio que otorga la organización internacional ORT sobre responsabilidad social y fue una de las ganadoras en reconocimiento a su gran labor.

“No es algo que hice para ganar un premio, sino que trabajo duro desde hace muchos años en Operación Sonrisa. Yo sé que una vez que termine el colegio voy a tener que dejar un poco de lado ese trabajo para dedicarme a mi carrera. Voy a estudiar medicina y tratar de aportar desde allí a Operación Sonrisa.”

No todo es reconocimiento y trabajo duro, participar de OS también aporta grandes valores sociales y culturales.

“Una de las mejores cosas que tiene Operación Sonrisa es la oportunidad de conocer a gente de diferentes lugares del mundo (Latinoamérica, África, Europa). Ese intercambio cultural es súper interesante. Además, me encanta poder conocer a los pacientes y a los familiares y lograr una linda confianza. Ver el cambio en el paciente es impactante.”

por Ezequiel Coniglio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *