Mi experiencia en Camp Livingston

por Dan Kraselnik – Estudiante

Al principio estaba feliz de escuchar la noticia de que el colegio iba a dar la oportunidad para viajar a Indiana a un campamento Judío. Ya había tenido esa experiencia (en Pensilvania, dos años atrás) y la verdad me encantó, por esa razón quería ir al campamento y conocer nuevas personas, cómo era el lugar y el ambiente.
Cuando llegamos al campamento tenía nervios, pero cuando llegamos a la cabaña me sentí como una familia, conocí a muchos amigos: Nico, Leo, Aiden, Hank… esos son algunos de los nombres de los que me hice muy amigo y la pasé excelente esas dos semanas.
El campamento era mucho más chico, sin embargo, el ambiente se sentía más unido. El anterior campamento era más grande, y los más grandes no conocían a los más chicos. En cambio, en este campamento nos conocíamos todos, era tanto así que los panameños que viajaron casi no se hablaron porque estaba conociendo a los nuevos amigos americanos.
En mi opinión, este camp fue mejor que el anterior, la pasé excelente y lo recomiendo 100%.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *